Doblete histórico en el Campeonato de España de Primera División de Hockey Sala

Doblete histórico en el Campeonato de España de Primera División de Hockey Sala

Aún estábamos disfrutando el buen sabor de boca, por el triunfo obtenido en el Campeonato de España de Primera División femenina, cuando hemos recibido la satisfacción de hacer doblete con los chicos. El SPV Computense Sanse reedita así un logro que llevaba sin producirse desde 2002. Antes del análisis del campeonato masculino, reseñar que Antonio Sanz y Patricia Sanz, al igual que Nacho Cobos y Lucía Cobos, se han convertido en los primeros hermanos de este club que logran el título, cada uno en su categoría, dentro de la máxima competición del Hockey Sala nacional. Un doblete que abre paso a lo que puedan conseguir los equipos juveniles dentro de una o dos semanas; ellos en Terrassa y ellas en Málaga. En otro sentido, una manera perfecta para retomar las máximas competiciones de hierba; los técnicos de División de Honor valoran y reconocen que este título suele cargar muchísimo las pilas a las plantillas.

De inicio, el SPV Complutense viajaba a Ourense con el propósito de recuperar el trono del parquet, ya que el año pasado fue el FC Barcelona el que privó a los universitarios de hacer una racha de ocho campeonatos seguidos. Por esa parte, tanto el staff como los jugadores estaban más que motivados y no tenían otro objetivo en su mente. La fase de grupos deparó algunos encuentros desigualados ante Carpesa y Alcalá la Real, con resultados muy cómodos para los de Sanse. El tercer encuentro, contra un rival conocido como Las Rozas, no fue tan sencillo como los anteriores, aunque se solventó favorablemente. De este modo, la semifinal tenía que valer como calibración auténtica del torneo. La sorpresa fue que había de jugarse frente al verdugo del pasado año; el FC Barcelona de Fede González Ayora, que fue desplazado del primer puesto en su grupo por un sorprendente Málaga 91.

La semifinal fue un encuentro donde los pupilos de Nacho Usoz actuaron en modo experiencia para dominar y competir hasta lograr los tres goles de diferencia (Prol, Muñoz y Cobos) que bastaron para dejarse llevar un poco. Los posteriores tantos de Compta, para dejar el marcador final en 3-2, no desarbolaron al equipo de Sanse, porque siguió llegando fácilmente al área barcelonista. El portero blaugrana fue responsable, en gran medida, de que no se incrementara la renta madrileña; actuación que le valió, en parte, para conseguir la distinción de mejor portero del Campeonato. Por el otro lado, Málaga 91 se deshizo de Las Rozas y se coló en la final por primera vez en su historia, con un auténtico golazo de Juan Ignacio Eleicegui para abrir el partido.

En la final, el equipo andaluz salió a esperar un poco al SPV Complutense, que no tuvo ninguna prisa en elaborar las jugadas que le permitieron noquear primero al rival. El partido fue un recital de construcción de jugadas que acabaron en gol por parte de los dos equipos. Tres goles hizo Nacho Cobos, dos Pedro Arques y otros dos Juan Muñoz; que llegó al campeonato en un estado físico y mental excelente. El tercer cuarto fue un manual de golpe y contragolpe. Por cada gol de Málaga 91 llegó una respuesta universitaria, prácticamente en el mismo minuto. El 3-7 definitivo sirvió para que el SPV Complutense Sanse se alzara con el título por octava vez en nueve años. En palabras de Manu Prol “ha sido un torneo organizado de manera impecable por todas las partes, donde hemos tenido muy claro lo que queríamos conseguir, enchufados desde el minuto uno. No valía otra cosa que no fuera recuperar el oro”. Sin duda un campeonato muy especial para el ourensano (por ser en su tierra) aunque como él mismo reconoce “la guinda hubiera sido la afluencia de público, no sólo por mis conocidos, sino porque al Hockey Sala se le tiene pasión en Galicia”.

Published by spvcomplu