El Club de Campo fue más fuerte en el derbi madrileño de DH femenina

El Club de Campo fue más fuerte en el derbi madrileño de DH femenina

El Club de Campo fundió las luces de la SPV Complutense femenina en un derbi  muy intenso que acabó resultando un partidazo y terminó con victoria visitante por 1-3. El resultado, pese a todo, no desmerece en nada el juego que mostraron las universitarias y fue producto de un gran despliegue de recursos físicos y tácticos por parte de las rivales entrenadas por Edu Aguilar. En consecuencia, la imbatibilidad de las rojas ha llegado a su fin y se sitúan a un punto de la cabeza en la Liga Iberdrola, comandada por el RC Polo y el Club de Campo.

En el primer cuarto, un stroke ejecutado por Rocío Gutiérrez a los cinco minutos, adelantó a las visitantes. Este gol, que no barruntaba el resultado final del partido, recordó lo ocurrido en el último torneo de la CAM, cuando a poco del inicio la escuadra del Club de Campo también se adelantó. Quizás por el recuerdo de ese gol, las chicas de Edu Aguilar se lanzaron en vertical hacia la portería defendida por Ana Calvo. Sin embargo, la portera universitaria (tanto como su zaga) se encargó de rechazar todas las ocasiones de peligro y llegaron al descanso con 0-1 en desventaja.

En el tercer cuarto, la SPV Complutense femenina tuvo ocasiones de peligro constantes, con Lucía Jiménez y Patricia Álvarez muy activas. A destacar también el trabajo de Anto Bruni y Josefa Villalabeitia, sobre todo en la presión constante que ejercieron para que el Club de Campo no pudiera sacar la bola fácil desde su línea de 22. El gol de las rojas vino de una acción colectiva que embocó Patricia Álvarez para establecer la igualada en el minuto 40. Así se llegó al último cuarto, con el partido absolutamente encendido y ninguna de las dos escuadras con los brazos bajados.

Un fallo inoportuno (de los pocos en todo el partido) de la zaga universitaria acabó en gol y colocó el 1-2 en el marcador. Con ese tanto, la montaña se hizo un peldaño más alta para las rojas, pero éstas no se dieron por vencidas. En partidos de este nivel puede pasar cualquier cosa, un despiste defensivo se paga muy caro, pero también que los colegiados tomen decisiones dudosas. Y eso fue lo que pasó en el minuto 63, con un penalty corner que sólo la escuadra del Club de Campo dio por bueno.

El 1-3 subió al marcador gracias a María López y el derbi madrileño se desinfló un poco más para las esperanzas de la SPV Complutense. En el sentido global del encuentro hay que reconocer que las pupilas de Eduardo Aguilar fueron superiores y que, a día de hoy, están un punto por encima en físico y concentración. Sin embargo, el desempeño de las rojas y su gran sacrificio en casi todo el partido hace augurar que se reharán pronto y seguirán con todas las ilusiones puestas en hacer un grandísimo papel en la Liga Iberdrola.

 

Published by spvcomplu

Deja una respuesta