Fin de semana agridulce para los equipos de División de Honor

Fin de semana agridulce para los equipos de División de Honor

Los equipos de División de Honor del SPV Complutense han tenido suerte dispar en sus partidos del fin de semana. Si bien el equipo masculino ha sumado un nuevo triunfo, en casa, frente al Atlético San Sebastián (3-0), las chicas de Jorge Donoso han empatado (0-0) en un partido muy tenso ante al CD Terrassa. El equipo masculino sigue encabezando la DHB y lo hace en solitario con 15 de 15 puntos posibles,  mientras que el equipo femenino ocupa la quinta plaza de la Liga Iberdrola (a tres puntos de la cabeza) tras su visita a Les Pedritxes.

El partido de División de Honor masculina, celebrado el domingo en San Sebastián de los Reyes, fue el más completo de los chicos de Nacho Usoz en lo que va de temporada. Los primeros cinco minutos empezaron con claro dominio universitario, aunque el Atlético no se dejó doblegar y avisó con varias llegadas a la portería defendida por Ignacio García. El resto del primer cuarto fue un tanteo entre los dos equipos, que se tuvieron mucho respeto y no quisieron cometer errores, tratando de jugar con mesura en todas las zonas del campo.

Poco más dio de sí el segundo cuarto, con varias ocasiones por parte de los dos equipos e incluso un PC ejecutado por el Atlético que Ignacio García desvió sin mayores problemas con su manopla izquierda. Cuando peor lo tenía el SPV Complutense apareció el gol y lo hizo justo antes del descanso. Con una gran jugada individual de Jorge Madrid que sirvió para que Álvaro González Ferreiro marcara el primer gol de su carrera en esta categoría. Con este corto y prometedor resultado se llegó al descanso en una mañana atípica que registró bastantes aficionados del SPV Complutense calentando al equipo desde las gradas.

El resto del partido transcurrió con los chicos de Nacho Usoz en modo dominante y presionando más al rival donostiarra. Misma tónica de no querer cometer errores con David Álvarez-Villabol muy seguro y dirigiendo bien al equipo desde dentro del campo. El segundo gol nació de un robo muy inteligente en medio campo que se encargó de culminar Antonio Giménez “Machuca” para tranquilizar el marcador. “Creo que, a partir de ahí, ellos bajaron un poco los brazos y nosotros nos vinimos arriba”, comenta Nacho Usoz. El tercer gol nació de un PC que el Atlético no supo aprovechar y se convirtió en una contra de campo a campo que Manu Muesmann se encargó de culminar con éxito en un pinche.

Un 3-0 que pudo convertirse en un resultado más amplio, de no haber sido porque el equipo universitario falló dos ocasiones más con Nacho Cobos y Pedro Arqués en boca de gol. “Lo que más me ha gustado del partido es que hemos mantenido la portería a cero”, comenta Nacho Usoz. “Hacía dos años y medio que no lo hacíamos y era un objetivo que no había compartido con los chicos, lo tenía en mente desde hace tiempo y estoy muy contento por haberlo conseguido”. Repóker de triunfos para el SPV Complutense que ahora visitará al Pedralbes, un rival que está tercero en la tabla, empatado a puntos con el Vallés Deportivo.

Por su parte, el equipo de División femenina se enfrentó a un rival incómodo como es el Club Deportivo Terrassa, en un partido que acabó bastante mejor de lo que podía haber acabado a tenor del acta arbitral. “Empezamos bien, controlando a las rivales en su área y llegando varias veces con peligro, aunque su portera se encargó de sacar todo bajo palos, esa es la verdad”, ha comentado Jorge Donoso. “Hacia el final del primer cuarto tuvimos alguna perdida que acabó en contraataque de ellas. Generaron un PC y una ocasión que, afortunadamente, no acabaron en gol”.

En el segundo cuarto, las universitarias quisieron volcarse más en la portería rival a pesar de alguna pérdida de bola y el juego un tanto errático. Cuando parecía que el dominio de éstas podría dar frutos, el dúo arbitral ofreció un recital de tarjetas que el técnico madrileño considera bastante abusivo. “Básicamente pasamos la mitad del partido con diez jugadoras y a ratos con nueve”, ha dicho Jorge Donoso. “Tres tarjetas amarillas y dos verdes hace que entres en una dinámica muy negativa porque no puedes meter mucho ritmo”. A pesar de todo, la SPV Complutense llegó a disponer de varios PC aunque Anna Colomer, en la portería rival, se encargó de sacarlos bajo palos. “Ha sido excesivo… Sumando las dos amarillas, Lola Riera cumplió quince minutos de suspensión. Cualquiera que la conozca sabe que es una jugadora limpia y noble, nunca protesta nada”.

Reparto de puntos final e insatisfacción por la actuación arbitral que, a juicio del entrenador madrileño, condicionó mucho el partido. “Es justo señalar que, de haber contado con Lola todos esos minutos que ha estado sancionada, los PC podrían haber dado un vuelco al partido, nunca lo sabremos”. Ahora, la SPV Complutense está preparando el partido del próximo fin de semana que le enfrentará a un rival directo como es el Junior FC. Un equipo que en los dos últimos enfrentamientos ligueros ha arrancado sendos empates a las universitarias.

  

Published by spvcomplu

Deja una respuesta