Dos duelos pasados por agua que no merman el apoyo de la afición en Sanse

Dos duelos pasados por agua que no merman el apoyo de la afición en Sanse

El domingo de ayer nos ha dejado un par de encuentros en Primera División Femenina y División de Honor A que sirven para reseñar que en ambos hubo cosecha de puntos, pero también mucho coraje por parte de las plantillas. El equipo de Lluís Romagosa, por un lado, consiguió una victoria sobre la Real Sociedad y se coloca cuarto en la clasificación, a tan sólo un punto de su próximo rival, el RC Jolaseta del ex de la casa Jorge Suárez. Los chicos de Nacho Usoz, por su parte, tuvieron que remar muchísimo (en todos los sentidos) para arrancar un punto frente al Junior FC de Sant Cugat, un rival directo a estas alturas de temporada. Este empate sirve para afianzar aún más a los universitarios en la próxima Copa del Rey que se celebrará en Terrassa.

El encuentro entre las donostiarras de la Real Sociedad y el SPV Complutense, de Primera División femenina, tuvo un claro color rojo a pesar del cielo gris que caía sobre Sanse. Hay que recalcar que, aún habiendo ascendido este año, las de Romagosa están protagonizando una campaña muy meritoria. La lluvia no impidió que el juego de las filiales universitarias fuera el que acostumbra a desplegar, con mucha velocidad de bola y algunas individualidades muy destacables. “Al descanso llegamos dominando con 2-0 en el marcador y aprovechando bien las oportunidades, pero nada más arrancar el tercer cuarto tuvimos un pequeño bajón y ellas se acercaron con un gol”, dice el técnico barcelonés. Sin embargo, el SPV Complutense no se amilanó y, a pesar de la lluvia que afeaba la disputa, siguió dominando como ya lo había hecho en la primera parte hasta marcar el 3-1 definitivo.

Por su parte, el primer equipo masculino se enfrentó a un buque de guerra como el Junior FC de Sant Cugat; un equipo que en los últimos años está apuntando a puestos altos y optando a todo en División de Honor A. Ya desde el inicio, los dos contendientes dejaron claro que no querían pasar por la fase de tanteo y se dedicaron a machacar el área rival. Tanto los universitarios como los catalanes llegaron unas cuantas veces con peligro a porteria, hasta que se llegó al segundo cuarto para mover el marcador. Instantes después de que Pepe Villegas viera la tarjeta verde, Oriol Salvador aprovechó para marcar el 0-1 y poner en aprietos al club de Sanse. El tercer cuarto fue durísimo para los dos equipos; por las condiciones del campo y porque nadie quería capitular y ceder los puntos en juego. El marcador siguió como había quedado en el descanso, y lo que se vio fue a un equipo, el de Sanse, que este año madura a sus rivales hasta agotarlos y hacerles bajar la guardia.

Así, ocurrió que en el minuto 55 el SPV Complutense empató la contienda, con algo de fortuna pero con todo el merecimiento. Fue Nacho Cobos quien afinó la puntería para marcar el primer y único gol local del día en esta categoría. El resto del partido no fue un ejercicio de especulación, como podría haberse esperado por las fechas en las que estamos y la proximidad de ambos rivales en la tabla. No hubo nada de eso porque la tensión se llevó hasta el final y hubo un penalty-corner, a tiempo cumplido, que bien podría haber servido a los de Sant Cugat para llevarse los tres puntos. Sin embargo, la zaga universitaria armó un buen muro de hormigón para despejarlo más allá de 22 y acabar el partido en tablas. Es destacable que la afición de Sanse fue ejemplar y respondió en todo momento, bajo paragüas y desde la grada, aportando un poco de calor a sus equipos y haciendo más valioso el esfuerzo de éstos.

Published by spvcomplu