Arranca la Liga Iberdrola con victorias a domicilio para el SPV Complutense

Arranca la Liga Iberdrola con victorias a domicilio para el SPV Complutense

Ya está aquí el Hockey… Por fin… Después de que el SPV Complutense de División de Honor femenina jugase su último partido el 7 de marzo, antes de la cancelación de la Liga Iberdrola. En ese momento, las chicas de Jorge Donoso iban segundas en la clasificación, con un Campeonato de España de Hockey Sala en el bolsillo, un subcampeonato en Copa de la Reina y todo por decidir en los playoffs que iban a disputarse a mediados de primavera. Por si fuera poco, se ha estrenado con victorias a domicilio ante dos escuadras siempre rocosas: Club Egara y Atlètic de Terrassa (1-2 y 1-3). Este inicio a doble partido (sólo para la escuadra universitaria y el ATHC) coloca a las de Sanse en una primera posición virtual de la clasificación. Sin embargo, las sensaciones son buenas para el técnico de la escuadra.

“El sábado arrancamos muy bien contra el Club Egara y en el minuto 16 marcamos el primer gol gracias a una recuperación de bola y un rechace, con Patricia Álvarez estrenando el casillero. Hasta ese momento, las sensaciones eran muy buenas a pesar de que no hemos podido disputar ningún amistoso durante este periodo previo”, comenta Donoso. “Después, notamos un poco más la falta de partidos y nuestras rivales entraron en materia, por eso tuvieron un stroke pero afortunadamente no entró”. Y no fue hasta el minuto 55 que Lola Riera se encargó de ampliar la ventaja con un PC de arrastre, pero a partir de ahí el partido se igualó de nuevo y las catalanas redujeron el marcador con un tanto de la internacional María Tost. Esta vez, el stroke sí que les funcionó a las del técnico Albert Massaguer, haciendo sufrir un poco más de lo necesario a la escuadra de Sanse, de ahí hasta el final del partido.

En cuanto al partido frente al Atlètic de Terrassa, acabó mejor de lo que pudo haber sido. El cuadro madrileño culminó una victoria por 1-3, arrancando con dos goles de ventaja en tan sólo cuatro minutos. “Pero que nadie se llame a engaño, porque no fue nada fácil”, comenta Donoso. “Hubo un momento en el que íbamos ganando por 1-3 pero sufrimos acumulación de tarjetas y estuvimos casi dos cuartos en inferioridad. Desde que arrancó el tercero estuvimos casi siempre sin ser once, y nos llegaron a anular un gol en una jugada con una interpretación dudosa”. Ciertamente, el SPV Complutense llegó a sumar cuatro tarjetas verdes y dos amarillas, incluso coincidiendo tres jugadoras expulsadas en el banquillo de “reflexionar”. Lo mejor fue el resultado, junto con un despliegue físico que al técnico madrileño le ha parecido muy oportuno. “Se nos nota la falta de ritmo de juego, pero el físico que hemos mostrado ha suplido bastante bien esa carencia temporal. Lo que sí puedo decir es que, de aquí en adelante, tendremos la fluidez que necesitamos a base de partidos, que nadie lo dude. Son muchos meses sin competición los que hemos pasado este año por las circunstancias que todos conocemos”.

Published by spvcomplu